viernes, 28 de octubre de 2011

1 - La casa de la cascada

Es un edificio de Frank Lloyd Wright. Es la Casa Kaufmann, "Fallingwater", Bear Run, Pensilvania - 1934-1937.
Su singular posición en voladizo sobre un salto de agua dio nombre a esta "Casa de la cascada", uno de los edificios más mitificados del siglo XX.
Este encargo de Edgar Kaufman lo recibió a sus 67 años y llegaría a ser una de sus obras maestras. Su feroz individualismo y su independencia se reflejan en este proyecto.
El concepto de su arquitectura orgánica se muestra en una obra en la que, los espacios, se generan de dentro hacia afuera.
La casa parece surgir directamente de las rocas que bordean el arroyo. Construida en un paisaje rocoso, vegetal y surtido de manantiales.
Sus terrazas evocan los grandes bloques pétreos caídos al pie de la cascada. La textura y los colores las reproduce mediante piedras y follajes típicos del lugar.

El conjunto es un núcleo de piedra que alberga en la parte posterior las escaleras y las chimeneas.
Las terrazas surgen como bandejas horizontales superpuestas y perpendiculares entre sí.
La continuidad del espacio no es un obstáculo para Wright, el posible problema queda resuelto mediante juegos de grandes planos horizontales de hormigón que juega contra los muros verticales de piedra.
Los ángulos interiores están disueltos con vidrios.



La casa se diseña en tres plantas escalonadas, de las cuales la inferior ocupa una gran sala de estar que surge del suelo para convertirse en base de la chimenea.
El piso superior forma 90º con el de abajo, sobresaliendo una parte. Sirviendo, de este modo, para refugio de la planta inferior y, al no estar oculta por completo, permite una buena entrada de luz solar permanente. Libertad de planta absolutamente independiente que se diseña en función de las necesidades individuales.
La casa de la cascada es un maravilloso prodigio de aventura técnica, que aprovecha al máximo las innovaciones arquitectónicas que permitían los nuevos materiales.
Algunos tuvieron dudas con el proyecto, presagios de catástrofe e incluso protestas cuando se iba a quitar el andamiaje de madera que sostenía el encofrado de la gran terraza, pero la estabilidad del edificio quedaba asegurada por el sólido bloque central de la casa que gravita sobre la masa rocosa y actúa de contrapeso.
Con la casa de la cascada se cierra una visión romántica de la casa, integrando el agua, las rocas, los árboles, el cielo y la naturaleza en toda la vivienda, pero se abre una nueva dimensión espacio-temporal para el refugio del hombre. Hoy día la "musica relajante de la cascada" se escucha desde cualquier lugar de la casa.
Diferentes vistas de la casa en planta:



1: Entrada /2: Sala de estar /3: Terraza /4: Cocina /5: Espacio cubierto de la terraza superior /6: Pendiente inferior /7: Puente que une el piso superior con la casa de los huéspedes/8: Calle para tránsito de coches/9: Torrente inferior/10: Cascada inferior



Otros detalles de la casa:









7 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Es realmente preciosa esta casa. Impacta realmente. Entroncada en la naturaleza, seduce definitivamente. Me gusta su hechura, tan moderna y basada en líneas rectas.

Jirafa, qué tremendo lo que me ocurrió con este blog tuyo. Resulta que el sábado pasado estuvo comiendo una amiga en casa y me pidió que le pusiera a su cuenta google un alias (Circea), Acto seguido, y sin foto, se apuntó al cobijo desde mi ordenador y el lunes, cuando fui a seguirte, me sale Circea, cambio el nombre por el mío, subo mi foto; pero observo que no me apareces en mi directorio de blogs. Intento enmendarlo y nada. Así que resulta que mi amiga me sigue como yo misma sin foto y a ti con foto. Total que te volví a seguir como yo misma, porque hasta que mi amiga no vuelva de viaje y entre en su cuenta no puedo ya enmendarlo, pues no sé sus contraseñas (le pediré que lo haga desde su ordenador para no montar más entuertos, jajaja).
Tuve que restaurar el ordenador, vaciarle la caché y un largo etcétera para no aparecer como ella, que figúrate que sigue un blog que no conoce, jajaja. Así que no te extrañes si la primera Isabel (que no soy yo) un buen día te desaparece.
En fin, que soy un desastre con la técnica. Pero, al menos, volví a seguirte como yo misma una vez apañado el ordenador.

Un beso muy grande y perdona el rollo.

Marta dijo...

Madre mía, ¡que chula!
me parece preciosa!!!

Buen comienzo de blog, Jirafilla.

Maria dijo...

¡Espectacular!

Ya me tienes esperando a ver qué nos pones en el siguiente post!! :)

Besos

xixe dijo...

Encontré este blog a través de Isabel Barceló y me pareció interesante. Quiero seguir visitándolo. Saludos.

Juglar dijo...

Una casa impresionante y, además, el entorno de película.
Este blog promete. Muy interesante el comienzo.
Un abrazo.

pseudosocióloga dijo...

Esta casa la estudié en el cole, en clase de arte.

María dijo...

Me han gustado mucho las imágenes.

Un beso.